18 febrero 2007

entrevista publicada en emol.cl

la siguiente entrevista fue publicada en emol .cl
----------------------------------------------------

Legua York

Desde la barriada sur al mundo. El grupo hip-hop va de gira
“Somos choritos”

09/02/2007


Los legüerinos acaban de recibir el financiamiento de la Cancillería para partir en agosto a Cataluña a dictar sus charlas y conciertos. Además, ya están afinando los detalles para su nuevo disco y DVD de 2007.

Javiera Álvarez



“La signficación de Legua York se empezó a expandir y hoy representa a todas las poblas y barrios que se quieren manifestar (foto: Juan Francisco Somalo).
Esta banda hip-hop tiene mundo. Viaja por Latinoamérica y por Europa como si se fueran de La Legua al centro de Santiago. No les importan los pesos que tiene que gastar, ni los kilómetros que deben recorrer. Quieren estar en todas partes haciendo amigos, tocando y mostrando cómo es su vida dentro del movimiento del hip-hop chileno.

En marzo parten Bolivia a dictar talleres de política y grafitis, en julio van Francia para asistir a un acto homenaje del Che Guevara y en agosto llegan a Cataluña gracias al programa de Apoyo a Proyectos y Actividades Culturales en el Extranjero de la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería (DIRAC).

Pero además de viajar, Lulo (Gustavo Arias), Cien (Ricardo Cabezas) y Homer (Nelson Bobadilla) lanzarán un DVD que repasa las alternativas de su gira del año pasado a Europa, un nuevo disco propio con el sello Alerce y otro más con los integrantes de los colectivos hip-hop con que han colaborado alrededor del mundo.

-¿Cómo nació la banda?, ¿eran amigos?
-Lalo: “Nació en 1997, porque teníamos la necesidad de hacernos escuchar. Nosotros pintábamos grafitis con varios cabros de La Legua. A medida de que íbamos diseñando, empezamos a improvisar echando la talla en forma de rima. Después pusimos esas rimas en una pista y comenzamos a hacer temas según lo que queríamos expresar en el momento. Después, nos invitaros a algunas tocatas y peñas y la cosa tomó forma. El punto de encuentro fue la calle”.

-Pero dos de ustedes no viven en La Legua.
Lalo: Claro, Cien y Homer son de La Florida y nos encontramos en la calle. Desde el momento en que nos juntamos, el concepto Legua cambió. Ahora es un concepto de población. Podría ser La Pincoya York”.
Cien: La significación se empezó a expandir y hoy representa a todas las poblas y barrios que se quieren manifestar. Hemos generado un accionar social, político y cultural en toda la zona sur de Santiago”.
Lalo: “Vamos formando a la gente en temas políticos y hip-hop en Puente Alto, en la Florida, en San Joaquín. Hacemos talleres de grafitis, charlas y clínicas de rap. Todo gestionado por nosotros mismos y nuestros amigos de la calle”.

Cien: “Vamos a la cárcel de menores, a conversar con los chiquillos. Les hacemos a cantar sobre una pista para que se desenvuelvan”.


Amigos por el mundo


Lulo en acción. Legua York en el Festival Hip-hop de San Joaquín (foto: Pablo Mardones).
Con la calle como punto de encuentro, se hacen de amigos en cada lugar que pisan. “Jugamos el partido y damos pases, los otros meten el gol sin la ayuda de nadie. Si tocamos en una parte, invitamos a los amigos. Si vamos a conocer un lugar, nos hacemos amigos. Si hacemos un disco, tocamos con amigos”.

Legua York está vinculada a tres colectivos. Uno en Chile, otro en Latinoamérica y otra más en Europa. Ellos mismos son los representantes del movimiento de estas cofradías en nuestro país. “Unimos fuerzas con el resto de los gestores culturales y forjamos el hip-hop en los continentes”.

-¿Cuáles son los efectos de los colectivos?
Lalo: “Hemos creado una plataforma de lucha común con el resto, donde hemos podido traspasar nuestra experiencia a nuestros compañeros para que ellos lo tomen como ejemplo y lo practiquen en su barriada o población. Y nosotros hemos conocido bien lo que ellos han hecho allá también”.

-¿Qué rescatan de ellos?
Cien: Bueno, lo que más nos impresionó, es que la misma gente limpió el narcotráfico de sus poblas y lo erradicó con sus propias manos. Acá no se podría hacer, porque no tenemos la posibilidad de usas armas, ni hacer justicia con nuestras propias manos. Para eso tendríamos que volver a un socialismo de verdad, no al encubierto neoliberal”.

-¿Cómo se gestó lo de la invitación de Dirac?
Lalo: Fue motivado por la gira anterior que hicimos a Europa 2005. En ese momento, todo con recursos nuestros, recorrimos Alemania, Francia, el País Vasco y Cataluña. Ahí, dictamos charlas y talleres a niños en riesgo social. Por eso, el sello Pelfet, que trabaja con bandas alternativas y con trovadores, nos invitó a asistir este año a una gira por Cataluña en agosto. Esta vez, aparte de los foros haremos actuaciones en las fiestas de cada lugar. Pedimos el auspicio de Dirac para los pasajes y nos dieron la posibilidad, el resto lo pagamos nosotros.

-¿Sólo pidieron los pasajes?
Homer: “Sí. Somos humildes, sólo queríamos llegar allá. Hay otros que piden plata para alojamiento y para el bolsillo, pero a nosotros no nos interesa”.

-¿Cómo fue esa experiencia?
Lalo: “La raja. Estuvimos en conciertos, charlas y foros. Conocimos muchos lugares y tocamos arriba del Sena. A la gente les gustó mucho, tiramos toda la carne a la parrilla y nos pedían más canciones. Era un público europeo. Sólo el diez por ciento era latino”.


Hip-hop cero peso


(foto: Leader Music).
-¿En qué se diferencia la Legua York del resto de la escena hiphopera chilena?
Cien: “Nosotros decimos las cosas sin pelos en la lengua. Eso le gusta a mucha gente, incluso al público que no es rapero. En tocatas nosotros vemos punkies, góticos y adultos con sus hijos”.
Homer: “Ésa es la gran diferencia de Legua York: llegar a un público rapero y paralelamente a uno que no lo es”.
Lalo: “Además, lo que nos diferencia es nuestra postura. Todo lo que nosotros decimos es porque lo estamos haciendo en la realidad o porque lo vamos a realizar. Tratamos de ser lo más consecuentes posible en este mundo de inconsecuencias. La idea es ser más humanos que hiphoperos. Queremos cantar desde la popularidad, con el pueblo porque somos parte del pueblo”.

-¿Éste es el hip-hop de verdad?
Cien: “Sí. El rapero es un comunicador que trasmite ideas y eso es lo que hacemos nosotros. Decimos cosas que vivimos o queremos vivir. Nuestro fin no es levantarnos el ego con una canción, como lo hacen los cantantes comerciales, y tampoco queremos hacer bailar a las personas. Queremos dar un mensaje a la pobla y desde la pobla”.

-¿Qué pasa con el reggaetón?. Los mismos reggaetoneros dicen que hacen hip-hop con sus rimas.
Lalo: “¿Qué es reggaetón? Es moda. Y hip-hop es vida”.
Cien: “Era una opción en los barrios de Puerto Rico y la industria lo trasformó en la cosa comercial donde todos bailan y tratan a las minas terrible de mal diciéndoles perras. Pero no es nada más que eso: música para entretener. Moda para gente tonta y la moda pasa de moda”.
Homer: Sí, el hip-hop no pasa de moda.


“No nos hacemos los artistas”


Lulo y Luis Saldías, conductores del programa Pueblo Fantasma del canal de TV La Legua al Día (foto: César Fonseca).
-¿Por qué las bandas chilenas de hip-hop no se mantienen?
Lalo: “Porque rompen las expectativas. No cumplen las misiones que deben cumplir. Partieron con un mensaje combativo y levantaron los puños, pero terminaron movidos por los fines de lucro. Grupos como Tiro de Gracia y Makiza se vendieron, les gustó la plata”.
Homer: “Sólo los consecuentes perduran en el tiempo”.
Cien: “Si tu vendes tu cultura a la industria, no vales”.

-¿Cobran en sus conciertos?
Lalo: “Depende el concierto, dónde sea y para quién sea”.
Homer: “Vamos a tocar a todas las partes donde nos piden. El único requisito es que nos alojen en las casas de amigos porque nos gusta echar la talla, conversar con la gente y salir a caminar con ellos. Esa es nuestra idea: no creernos artistas”.
Lalo: “Hemos basureado el término artista. Nosotros somos cantautores de la calle”.

-¿Quiénes son artistas entonces?

Lalo: Hoy el artista está en Rojo, en Mekano o en las multinacionales. Nosotros no queremos hacer eso. Somos cantautores como la Violeta (Parra) o como Víctor (Jara)”.

-¿Y ellos no son artistas?
Cien: “No, son cantantes populares”.

-En términos de tarifas, ¿la ley de Robin Hood?
Lalo: “Sí. Le sacamos al rico para darle al pobre”.
Homer: Si a alguien le gusta nuestro trabajo y tiene plata para pagar, tiene que hacerlo. Nosotros no tenemos tarifas. Si nos invitan, primero vemos con cuánto cuenta para invertir y ahí fijamos las lucas si es que las hay. Nosotros no pretendemos ganar plata con esto”.

-¿Cómo sobreviven?
Lalo: “Cada uno tiene sus actividades paralelas. Homer estudia Pedagogía en Música y Cien, Bibliotecología. Yo trabajo de profesor de escuelas alternativas para niños con problemas y los preparamos para los exámenes libres”.

-¿Sus próximos proyectos?
Lalo: Lo que viene es un DVD que va a salir en el primer semestre y que trae imágenes de la gira a Europa, de Legua York en conciertos en vivo y una sección de imágenes con nosotros haciendo cosas comunes y corrientes. Contando chistes y conversando. Junto a eso, vamos a lanzar la página web (www.leguayork.net) en abril. Y por último, lanzaremos el nuevo disco en Europa, con el sello Alerce.

-¿Y por qué en Europa?
Lalo: Porque sí. Somos choros y queremos innovar. No es porque queramos sonar fuera del país. A nosotros nos escuchan en muchas radios internacionales. Está todo pasando con Legua York en el extranjero. Tenemos amigos de todas partes y expandimos el movimiento político y hip-hop. Aunque acá somos de un perfil bajo, nos va bien. Nos gusta pasar piola en Chile”.

www.leguayork.net


www.lalegua.cl

1 comentario:

josé pablo dijo...

Me parace súper valioso lo que hacen es difundir realmente cultura popular, sigan adelante.